Tiroteo y dos asaltantes muertos en Mercedes: El detenido se abstuvo a prestar declaración

Jorge Biasoli, el dueño del establecimiento Don Luis que el viernes por la noche se defendió a tiros de un asalto en su campo, continúa su recuperación. “Se encuentra bien, aunque con lesiones”, informó Sebastián Tula, jefe del Departamento Homicidios DG13 de la Policía de San Luis, en declaraciones a medios de Villa Mercedes.

Mientras tanto, Javier Salazar, uno de los asaltantes, fue convocado a prestar declaración indagatoria por el Juez de Instrucción Penal N°1 de esa ciudad, Alfredo Cuello, pero se abstuvo de hablar.

El hecho ocurrió minutos antes de las 21.00 del viernes 10 de septiembre, en la estancia ubicada en Laguna El Bombero, a unos 75 kilómetros al sur de Villa Mercedes. Biasoli, de acuerdo a lo que declaró ante la Policía, se dirigía a cerrar la tranquera ubicada a mil metros de la casa, cuando observó que dentro del campo había un auto con tres ocupantes.

Te puede interesar  ¿Donde está Guadalupe? La Justicia Federal tomó parte en la investigación

El hombre preguntó que hacían dentro de su propiedad, a lo que los ocupantes del rodado le dijeron que iban a pescar. “Él les dijo que estaba prohibido. En ese momento se acercó un hombre con un arma de fuego y le dice que era un asalto. Ahí comienza el intercambio de disparos”, describió Tula.

Te puede interesar  Femicidio en Nogolí: Condenarían a Perpetua al profesor de kickboxing puntano

Producto del tiroteo, dos de los asaltantes fallecieron en el lugar. Fueron identificados como Nelson Lucero, de 54 años, que recibió al menos 3 disparos, y Gonzalo Britos Bracamonte, de 28 años, que recibió un impacto. Ambos, vecinos del barrio Jardín del Sur de Villa Mercedes, perdieron la vida en el lugar.

El tercer hombre que se encontraba en el rodado, Salazar, se dio a la fuga y no recibió heridas. Luego fue detenido y ahora está imputado por “averiguación robo triplemente calificado por lesiones graves, en despoblado y en banda”.

Te puede interesar  Trimarco sobre Guadalupe: “droga, pornografía, pedofilia y un prófugo”

La investigación está a cargo de Homicidios y de la Comisaría 29°. Todavía resta establecer si los asaltantes tenían antecedentes penales.

En el auto en el que se trasladaban los ladrones había ropa de abrigo y herramientas varias, como taladros y martillos.

La noche del episodio, la Policía secuestró tres armas: una pistola 9 mm y un fusil 30-30, que pertenecen al dueño del campo, y una pistola 765, que llevaban los ladrones.

Fuente: San Luis 24