Italo: “Se fue, pero nosotros lo seguimos llevando en el corazón”, emotiva despedida de moteros a “Nino” Toniotti

Ayer entre muestras de dolor se llevo a cabo la sepultura del conocido vecino de Italo que falleció en el trágico accidente del domingo en ruta 26. En este contexto seis apasionados de las motos que integran la agrupación “Ruta 27” con sede en Jovita, a la cual pertenecía “Nino”, llegaron a la localidad para darle una ultima y emotiva despedida.

Es así que en el acompañamiento al cementerio las motos escoltaron al coche fúnebre, hicieron tronar los motores y tocaron bocina a manera de homenaje a quien ellos mismas caracterizaran como “un buen amigo y una excelente persona”.

Tras el homenaje realizado ayer, Cabledigital logró dialogar con Miguel Angel “Gato” Ambrosio, vecino de Jovita que integra la agrupación y que fue parte del ultimo viaje de Nino antes del trágico accidente.

“El integraba la agrupación de moteros de Jovita que se llama Ruta 27 que somos cuatro y él andaba siempre con nosotros, era un tipo muy querido y muy conocido en muchas partes del País ya que recorrimos muchas rutas con nuestros viajes”, relata Miguel Angel.

El viaje a San Rafael lo realizaron cinco moteros, tres de Jovita, uno de Laboulaye y Nino de Italo, alquilaron una cabaña alejada de todo por el tema de la Pandemia y recorrieron gran parte de Mendoza, hace dos años que planeaban el viaje que el año pasado se vio frustrado por la emergencia sanitaria.

“Los últimos que lo vimos con vida vida fuimos nosotros, paramos en el cruce de del campillo nos dimos un abrazo y bueno quedamos en vernos en la semana. Un tipo de una excelente familia, muy sano y con mucho amigos. Yo llego a casa y me puse en mi trabajo, estaba Javier Ferreyra que también viajó él se entero por las redes sociales, se vino a mi casa y lo vi pálido y me contó lo que había pasado con Nino”, relata aun conmocionado por el difícil momento.

” Ayer fuimos a darle la despedida seis motos. Los familiares nos conocen, sacamos el cajón con el hijo también, lo cual fue un orgullo y después los acompañamos al cementerio con las motos, y cuando llegamos aceleramos y tocamos bocina a manera de homenaje a Nino”, narra.

“Se fue a un viaje largo, pero lo seguiremos llevando en el corazón, el nos va a cuidar a todos desde arriba”, dice emocionado.

Comentarios