Integra la selección Argentina de talla menor y se encuentra de visita en Huinca

Juega de defensor y es una de las figuras del equipo, sino fuera por la Pandemia estaría jugando ahora un Torneo en España. Hoy se encuentra en la Ciudad ayudando a unos amigos en una obra de construcción.

Gustavo Zielke, de 21 años, vive en Buena Esperanza y trabaja en un autoservicio. Nació con acondroplasia, un trastorno genético que afecta el crecimiento de los huesos. Su día a día es el de una persona normal, rodeado de sus familiares (sus papás y cinco hermanos) y amigos.

La aventura de Gustavo, inició en 2019 en Tilisarao. Allí Gustavo se cruzó con Rocío Benítez, secretaria del Área de Salud de la Asociación Civil Talla Baja de Argentina, que no dejó pasar la chance para realizar la invitación. Es que si bien Rocío vive en Capital Federal, es puntana y quería contar con un sanluiseño en el certamen, para empezar a fomentar de esa manera la disciplina en la provincia.

Los torneos de talla baja se desarrollan con siete jugadores en cancha: el arquero más seis integrantes. Gustavo se mueve pegado a la banda derecha, aunque le gusta habitar el sector medio para tener la pelota y manejar los hilos del partido.

El jugador del sur de San Luis no tiene límites. Es conocido y muy querido en el pueblo, y no sufre el flagelo de la discriminación. “Siempre viví en Buena Esperanza, es una cosa maravillosa estar acá. La gente me conoce y cuando llegué de la Copa Argentina me estaban esperando, así que hicieron una caravana muy linda”, dijo en una nota concedida al Diario La República.



Comentarios