Daract: Niño se ahogó con un caramelo y dos enfermeros le salvaron la vida

Sucedió el miércoles a la tarde. Una mamá desesperada recurrió a sus vecinos por ayuda. Su hijo se ahogó con un caramelo.

Silvio tiene 44 años, y hace 21 que es enfermero en el Hospital de Justo Daract. Silvina tiene 43 y hace 20 que también es enfermera; ahora ella ejerce en el Hospital de La Ribera en Villa Mercedes. El destino o la suerte quiso que estuvieran el miércoles en su casa para poder asistir al pequeño de unos 2 o 3 años que se había ahogado con un caramelo.

Te puede interesar  San Luis: De ser un basural a recibir la final de un Campeonato Sudamericano de Básquet

“Todo fue muy rápido. Fueron 30 segundos en que no dudamos en actuar; para eso estamos preparados”, dijo Silvio al recordar el momento vivido junto a su esposa y contarlo para El Diario.

“Hemos visto accidentes en la calle y hemos ayudado, pero nunca nos pasó algo así en casa”, comentó y siguió contando. “Vi cruzar la calle a unas señoras por la ventana y me hacían señas, no entendía qué pasaba y salí para ver qué querían”.

“La mamá del nene solo me decía: ‘Ayudalo, le pasa algo al nene’. Lo agarré y lo empezamos a evaluar, y vimos que estaba totalmente desvanecido. En un momento da como un llanto, pero se cortó inmediatamente. Lo pusimos boca abajo para ver cómo reaccionaba y ahí la señora nos dice que estaba comiendo un caramelo”.

Te puede interesar  San Luis: La nieve obligó a cerrar el camino al filo y parte de la ruta 9

Al conocer esta información, los enfermeros no dudaron en aplicar la maniobra de Heimlich para que el pequeño pudiera expulsar el dulce. En el primer intento no lo lograron; por eso, Silvina le abrió la boca al nene e introdujo sus dedos mientras su esposo aplicaba de nuevo la maniobra. Con esto lograron destrabar el caramelo que fue expulsado, y el pequeño volvió a respirar con normalidad.

Te puede interesar  San Luis: La nieve obligó a cerrar el camino al filo y parte de la ruta 9

“Fueron segundos, pero pareció una eternidad, y terminó bien”, dijo.

El Diario intentó hablar con la mamá del nene, pero todavía se siente angustiada por lo que pasó. Sin embargo, por las redes sociales volvió a agradecer a sus vecinos por haber salvado a su hijo.

La República