Anunciaron nuevos traslados y designaciones en la Policía de La Pampa

El flamante jefe de Policía, Daniel Guinchinau, metió mano en la fuerza. Remplazó a las autoridades policiales de las comisarías de Parera y Doblas. Otros cambios.

A dos semanas y media de asumir, el jefe de Policía de La Pampa, Daniel Omar Guinchinau, metió mano en la cúpula de las autoridades de la fuerza de seguridad. Este miércoles dio a conocer cambios de destinos y asignaciones de personal policial.

“La medida tiene sustento en razones de variada índole, las cuales giran fundamentalmente en torno a la primordial necesidad de cumplimiento eficiente del servicio policial en todo el territorio provincial. Resulta meritorio optimizar los recursos humanos disponibles en la Institución, ajustándose a las variaciones demográficas existentes, demandas operativas, actualizar los cuadros de dotaciones del personal superior y subalterno, atender solicitudes por causas particulares, permutas o cuestiones estrictamente administrativas”, fundamentó en la resolución.

“A los fines de lograr el perfeccionamiento profesional de los miembros de esta repartición, es fundamental formarse a través de nuevas experiencias”, justificó.

En primer lugar, dispuso trasladar al comisario mayor Mauricio Eduardo desde la Unidad Reginal I a la Jefatura del área Interior de la Unidad Regional I (con base en Santa Rosa).

Te puede interesar  Dictan un nuevo trayecto sobre educación en entornos virtuales

 En segundo término, trasladó al comisario inspector Alfredo Roberto Rebichini de la Unidad Regional I a la Unidad Regional II (con asiento en General Pico).

Además, el comisario David Emanuel Carrizo Ballán fue trasladado de la jefatura de la comisaría de Parera a la Unidad Regional II. El subcomisario Pedro Diego Sebastáin Constanzo asumirá como jefe de la comisaría de la localidad (estaba en la Unidad Regional II hasta ahora).

Por otra parte, la jefatura trasladó a la División Seguridad Rural de la URI al oficial principal Brian Eduardo Elizondo, que hasta ahora se desempeñaba como encargado de la subcomisaria de Doblas. El oficial Jonathan Osmar Arrieta lo remplazará en esa localidad (trasladado de la Sexta de Santa Rosa).

Finalmente, el oficial subinspector Rubén Ramón Segovia deja la comisaría de Rancul para sumarse a la comisaría Tercera de General Pico; y el cabo Liz Mariángeles Medrano fue traslada de la subcomisaría de Doblas a la Seccional Sexta de Santa Rosa.

Guinchinau se venía desempeñando como subsecretario de Lucha Contra el Narcotráfico, después de pasar por la Policía piquense.

Te puede interesar  El operativo “IPAV en el Territorio” centralizó acciones en Parera

Había sido jefe de la UR-II. Antes estuvo en la Brigada de Investigaciones de Pico, en Toxicomanía y en comisarías del interior de la provincia. Es nacido en Realicó.

Lara duró 15 meses en el cargo: asumió en junio del año pasado, cuando Roberto Ayala dio un portazo.

En ese momento Ayala se fue haciendo ruido y reprochando algunas políticas oficiales: no estuvo de acuerdo en que el gobernador, a diferencia de su antecesor Carlos Verna, cortara el diálogo directo con la Jefatura para  manejarse por vía del ministro.

El gobierno provincial además hizo una apuesta a una Ley de Seguridad Ciudadana moderna, con perspectiva de género y de Derechos Humanos: esa iniciativa pasó por encima de la que había ideado el propio Ayala para modificar la ley orgánica policial heredada de la dictadura.

Te puede interesar  Recomendaciones para evitar incendios forestales

La iniciativa pampeana tuvo visto bueno y fue señalada como ejemplo por el Ministerio de Seguridad nacional, en ese momento a cambio de Sabina Frederic, pero ahora ahí cambiaron los vientos puesto que se hizo cargo del Ministerio Aníbal Fernández, con una idea de potenciar el rol de las fuerzas de seguridad.

En una conferencia de prensa, a horas de asumir, el nuevo jefe de Policía, Daniel Guinchinao, afirmó que hace “propio” el proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que se trata en la Legislatura provincial. El comisario retirado  Carlos Raúl Sosa lo acompaña como subjefe.

“Nuestra función va a ser la de trabajar mucho. Se nos ha depositado esa confianza. Si bien hemos estado retirados, no estuvimos tan alejados de la fuerza y estamos más o menos en sintonía. Esperamos tener una buena gestión, con ayuda de ustedes, los vecinos y la gente”, dijo Guinchinau.

El Diario de La Pampa