La Planta Regional es inviable y los municipios del Roca analizan volver a tratar la basura en sus localidades

Los gastos económicos, las distancias entre las localidades y un mal manejo que desembocó en un duro revés ambiental, fueron factores decisivos para que el proyecto puesto en marcha hace seis años camine hacia el fracaso en el Departamento Roca.

Los mandatarios hablaron el tema en la última reunión de Comunidad Regional que se desarrolló en Pincén y acordaron trabajar en una alternativa de que cada localidad trate nuevamente su basura y que Huinca se queda con la Planta.
 

Hoy solamente Huinca Renancó tiene un costo estimado de 300.000 pesos mensuales que debe aportar al funcionamiento a un predio colapsado que ya no tiene espacio para seguir depositando los residuos del Departamento Roca, al respecto el Intendente local, Oscar Saliba, considero que el proyecto está agotado.

“Es insostenible, lo hemos tratado en la última reunión de comunidad regional, tenemos casi una determinación tomada, la gente de Huidobro está tratando de armar su propia planta a lo mejor Valeria podría venir a Huidobro a traer su basura y nosotros nos quedaríamos con la Planta para realizar lo nuestro”, anunció el mandatario local quien agregó, “es difícil cuando viene la basura de todo el departamento porque a veces no se divide la basura y vienen algunas cosas que no deben venir. Ya Jovita tiene su propia Planta ahora lo va a instalar Villa Huidobro”, sostuvo. 
4 o 5 meses de transición.-
 

ç

Cabe agregar que la idea no es volver a los basurales a cielo abierto sino que haya un tratamiento menos contaminante de la basura, pero la conclusión a la cual arribaron los mandatarios es que este sistema que además surge como muy costoso no puede seguir funcionando de esta manera. 
 Hoy el predio que se ubica a unos 5 km al oeste de la Ciudad está visiblemente desmejorado, desbordado de bolsones y con serios problemas de funcionamiento, es decir que el objetivo de reducir la contaminación no se está cumpliendo y no hay lugar a una proyección a futuro, “Esta Planta de basura que La Provincia nos instalo en Huinca porque era la mayor población que generaba basura, no dio los resultados que esperábamos, posiblemente por mal manejo nuestro, porque no se hizo las cosas como correspondía, o porque no es lo adecuado para la zona y ahora hay que ver como se revierte esta situación”, señala Saliba y añade, “Va a haber un momento de transición de cuatro o cinco meses para que se acomoden los Municipios, es buscar alternativas y llegar a un acuerdo”.
Solamente Huinca gasta unos 300.000 pesos en la Planta por mes. “Esta el tema de las bolsas, los empleados, la parte eléctrica. Hoy en la situación económica no es fácil llevarla adelante, son muchos costos adicionales. El predio está lleno y no da más.


 La Comunidad Regional ya se ha contactado con la Provincia por este tema y estiman que en los primeros meses del año próximo ya se abandonaría el proyecto de la Planta Regional de Basura. 

Desastre ambiental 

Cabe agregar que al momento del anuncio de la instalación de la Planta en Huinca se realizó en el año 2012 una audiencia pública en el ISET donde un grupo de vecinos manifestaron su disconformidad con este proyecto e hicieron mención a la falta de un estudio de impacto ambiental, sin embargo se continuo adelante hasta su inauguración en el año 2013 a cargo de la Comunidad Regional y con el aval de funcionarios provinciales.Lo que se anunciaba como una solución a la problemática ambiental de los basurales a cielo abierto terminó por ser un desastre ambiental que afecta mayormente a los huinquenses, es incalculable las toneladas de basura acumuladas en el predio que está visiblemente colapsado y que linda con una laguna natural de la zona, a todo esto se sumaba que en el lugar ya funcionaba el basurero municipal sobre el cual en el ultimo año se realizo un trabajo de saneamiento.En principio la planta de tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos fue gestada para recibir basura de las 12 localidades del departamento General Roca, iniciativa que contó con una inversión provincial de tres millones de pesos. Sin embargo por distintas razones solo 7 localidades quedaron en el proyecto.En más de una oportunidad el mandatario huinquense expresó públicamente su disconformidad sobre la administración de la Planta que estuvo mayormente a cargo de la Cooperativa el Sureño, hasta que el año pasado la Comunidad regional decidiera rescindir el contrato y tomar el proyecto a su cargo. Quizás el punto culmine fue en febrero de 2018 donde un incendio de gran magnitud que duro alrededor de 72 horas produjo una densa columna de humo toxica que incluso llegó a afectar una familia que fue hospitalizada. Se quemaron en la oportunidad más de 200 caramelos que contenían hasta residuos peligrosos como recipientes de insecticidas hogareños.

I. Castro

Comentarios
Close